lunes, 16 de mayo de 2011

Los 100 Más Grandes Covers de la Historia (del 10 al 1)

Y llegó el momento. Después de tres meses y medio de entregas en tiempos más o menos regulares y de 90 duplas de canciones mostradas en 6 entregas de 15 canciones originales (más su respectivo cover), nos honramos sus servidores musicales, Carrie Kasabian (C.K.) y Luis Alejandro (L.A.), de entregarles el Top Ten que, a nuestro juicio, merece estar en la cima de Los 100 Más Grandes Covers de la Historia. Las anteriores entregas de los días 30 de Enero, 14 de Febrero, 2 de Marzo, 20 de Marzo, 8 de Abril y 24 de Abril fueron el preámbulo para lo que a continuación se viene. Así que... comenzamos.

10.- The Great Pretender (original de The Platters y cover de Dolly Parton).

C.K.: Dolly Parton sólo necesitó de un coro gospel y un órgano para recrear de forma tan emotiva el encantador hit de The Platters. Gran voz y gran versión.
L.A.: La primera vez que escuché esta canción fue hace 25 años atrás... vaya forma de trascender en el tiempo.

9.- I Started a Joke (original de The Bee Gees y cover de Faith No More).

C.K.: De todos los covers que hizo FNM, éste es el mejor trabajado, acá se nota la diferencia con el original sin dejar de ser el grupo de Mike Patton.
L.A.: No se suele esperar algo tan teatralizado de un vocalista rock, pero Mike Patton demostró que va más allá de eso.

8.- Sweet Dreams (Are Made Of This) (original de Eurythmics y cover de Marilyn Manson).

C.K.: Quién iba a pensar que Marilyn Manson se diera a conocer con el cover de una banda synth-pop. Y no eran muy dulces los sueños en la versión de Manson.
L.A.: Marilyn Manson se ha especializado en covers, muchos de ellos buenísimos; pero inolvidable es con el que abrió el siniestro camino.

7.- We Can Work It Out (original de The Beatles y cover de Stevie Wonder).

C.K.: El hombre de Superstition hizo más extendida y más animada la canción de The Beatles. Sin duda, el genio estadounidense le hace honor a su apellido.
L.A.: No deja de ser bueno el original, pero el giro funky que Stevie le dio a la composición de Lennon y McCartney es para salir a bailar.

6.- Paranoid Android (original de Radiohead y cover de Easy Star All-Stars).

C.K.: A Radiohead los han versionado hasta en clave jazz-pop, pero Easy Star pone el contrapunto en esta versión reggae, con trompetas haciendo el riff de guitarra.
L.A.: El reggae tiene eso que te hace mover la cabeza aunque la letra sea tristona.

5.- Light My Fire (original de The Doors y cover de José Feliciano).

C.K.: José Feliciano y su banda de apoyo han dado calidez al clásico de The Doors. Y del virtuoso Ray Manzarek en órgano pasó al virtuoso guitarrista no vidente.
L.A.: Sabor latino puro y duro, aunque la letra esté en inglés. Es el carácter crossover de un tremendo guitarrista como Feliciano.

4.- All Along the Watchtower (original de Bob Dylan y cover de The Jimi Hendrix Experience).

C.K.: Lejos, el mejor cover de Bob Dylan, potenciado por el Power Trío que comandó Jimi Hendrix, con toques blueseros y su performance guitarrera.
L.A.: La meta de un buen cover es superar el original y casi postergarlo... bueno, difícil lograrlo cuando el autor original es Bob Dylan, pero Hendrix y los suyos lo lograron.

3.- My Way (original de Frank Sinatra y cover de Sid Vicious).

C.K.: ¿Un punk versionando a Sinatra? Es verdad, y aunque a muchos/as les suene a falta de respeto, Sid Vicious supo hacerla a su manera. Dos leyendas en una canción.
L.A.: Lo dije otras veces y lo vuelvo a decir de que el punk es cuestión de actitud. Dicho eso, pueden darle su impronta a cualquier canción.

2.- Feeling Good (original de Nina Simone y cover de Muse).

C.K.: Un Power Trío y una gran voz tomando la canción de Nina Simone. Matthew Bellamy es virtuoso, pero también puede sonar emotivo y eso lo valoro.
L.A.: Esta versión tiene de todo con las estridencias, sonidos en formato AM y trozos en acústico. Homenaje por toda la gama de interpretaciones, sumado a la calidad vocal de Bellamy.

1.- Hurt (original de Nine Inch Nails y cover de Johnny Cash).

C.K.: Antes de morir, Johnny Cash versionó el tema de NIN y dio la impresión de que él la hubiera escrito. Quedó para siempre como parte de su legado.
L.A.: De un maestro de la experimentación como Trent Reznor a un maestro de lo simple como Johnny Cash; sin caretas, pero mostrando que la música es intensa no importando su intérprete.

Queremos agradecerles tanto los aportes como los comentarios realizados a lo largo de todo este ciclo de entregas musicales donde las copias trataron de estar a la altura de los originales... algunos con más éxito que otros. Y si quieren hacer comparaciones, en el 2007 el diario estadounidense New York Post también hizo una lista de 100 grandes covers según la opinión de sus lectores (aquí está el enlace en cuestión). Esperamos volver el próximo año con otro ránking musical entregado por partes... de hecho, pueden sugerirnos qué tópico musical cubrir. Hasta otra publicación en conjunto, se despide este par de melómanos compuesto de Carrie Kasabian (C.K.) y Luis Alejandro (L.A.).

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

A veces, los covers requieren aspectos más sencillos que el original para trascender al oído musical. Aunque la mayoría prefiere la distorsión porque, de por sí, una canción es compuesta de modo más simple.

Sobre nuestra elección como número uno, creo que reflejamos lo que es la escencia del cover; que artistas de distinto género y diferentes generaciones se unan en una melodía. Los contemporáneos lo hacen bien...pero, claro está, es difícil cuando no tienes nada que ver con el homenajeado.

Buen trabajo conjunto, Musa Inspiradora...besos, Te Quiero Mucho.