lunes, 9 de julio de 2012

Discos Quinceañeros: The Colour and the Shape (1997)



Qué tal, estimados/as, soy yo de nuevo recordando discos de 1997. El segundo en ser repasado es la segunda producción de una banda estadounidense. Es lo que vino tras el proyecto que un hombre solitario emprendió dos años antes, haciéndose cargo de todos los instrumentos. En 1997 ya no estaba solo, había reunido a unos músicos tras el anterior lanzamiento para tocar en vivo y armó junto a ellos el sucesor de ese debut. Unas bolitas plateadas sobre un fondo azul y el nombre de la banda en rojo (con las estilizadas FF) son los elementos que componen su carátula, tras la cual hay 13 canciones que hasta ahora elevan a ese álbum como el mejor de este grupo. En otra edición de Discos Quinceañeros, es Foo Fighters con su producción The Colour and the Shape.

Ese hombre solitario es Dave Grohl, quien se encontraba muy deprimido tras la muerte de su ex-compañero de Nirvana, Kurt Cobain. En un momento dudó en seguir componiendo música, pero recibió el empuje para seguir adelante. Antes de la separación de Nirvana, Dave había escrito algunas canciones que terminaron en el disco debut que él grabó bajo el nombre Foo Fighters, identidad utilizada para ocultar la propia. Este nombre es el término que emplean los pilotos de la Segunda Guerra Mundial para describir los OVNIs, y refleja la obsesión del músico por la ciencia ficción. Para el primer disco, Dave grabó sus guitarras, voz, bajo y batería, salvo el aporte de guitarra por Greg Dulli (The Afghan Whigs, The Gutter Twins) en la canción X-Static. Para promocionarlo, el ahora cantante y guitarrista se hizo acompañar por el bajista Nate Mendel (quien se había salido de Sunny Day Real Estate), el guitarrista Pat Smear (nombre artístico de George Ruthenberg, quien tocó con Nirvana en su Unplugged) y el baterista William Goldsmith (también de Sunny Day Real Estate). Cuando ya venían las grabaciones del siguiente álbum, el nombre Foo Fighters ya comprendió a la totalidad de los músicos. Empieza un capítulo nuevo para Dave Grohl y los suyos...

Dave Grohl ya estaba decidido a volver al estudio, y su motivación fue "No queremos que la gente sienta que (Foo Fighters) es sólo otra banda paralela". El productor elegido es Gil Norton, quien había trabajado con Pixies. Las canciones de lo que sería ese nuevo álbum fueron compuestas durante las pruebas de sonido que tenía la banda en los últimos 18 meses de gira. En el intertanto, y en un tema más personal, Dave Grohl se había separado de su primera esposa, la fotógrafa Jennifer Youngblood. Después de dos semanas de búsqueda, durante las cuales Norton y Grohl "descomponían las canciones a lo absolutamente básico" en la habitación de hotel del músico, iniciaron grabaciones en los Bear Creek Studios en Woodinville, Washington, un 18 de Noviembre de 1996.

Donde más notaron que debía mejorarse el trabajo fue en la batería, del cual sólo quedaron algunos temas con William Goldsmith, Doll y Up in Arms. De acuerdo a Dave Grohl, la batería de Goldsmith tenía buenos momentos, pero su ejecución no siempre calzaba con lo que el ex-Nirvana le había concebido a la mayoría de las canciones, así que el líder de Foo Fighters decidió re-hacer las pistas de batería una a una. Una vez que el bajista Nate Mendel le comunicó a Goldsmith la situación, Grohl le dijo al batero que podía seguir como miembro del grupo, pero el desplazado baterista decidió dejar Foo Fighters. Goldsmith volvió a Sunny Day Real Estate en 1997. Justo cuando terminaron el disco, apareció Taylor Hawkins, quien sería contratado como nuevo baterista. En ese mismo entonces, el guitarrista Pat Smear expresó sus ganas de dejar Foo Fighters, debido a que no se sentía motivado para participar en otra extensa gira.

En Abril 28 de 1997, Foo Fighters liberó un adelanto, Monkey Wrench, que sería el primer single. Éste trata sobre el divorcio de Dave Grohl y Jennifer Youngblood, tras cuatro años de matrimonio. Y en su videoclip, donde los Foo Fighters se encuentran con unos impostores (ellos mismos), aparece por primera vez Taylor Hawkins. El 20 de Mayo de 1997 se lanzó ese segundo disco, The Colour and the Shape, que en rigor es el primero donde el nombre Foo Fighters abarca al grupo y no exclusivamente a Dave Grohl. A pesar de que son estadounidenses, la palabra "Colour" en el título está en inglés británico, en honor a la procedencia de Gil Norton. En Agosto 18 se lanzó el segundo single, Everlong, cuya duración es mayor en el videoclip dirigido por Michel Gondry (4:50 en esta versión contra 4:10 en la del álbum). Ya en 1998, en Enero 19, se lanzó My Hero como tercer single, dedicado a esos héroes comunes y corrientes como los que uno/a encuentra en la calle, motivado por el hecho de que Dave Grohl no tuvo héroes musicales o deportivos en la infancia. El cuarto y último single es Walking After You, que se lanzó en Agosto 17 de 1998, que aparece en otra versión en The X-Files: The Album, la banda sonora de la película. Y la versión de The X-Files para ese single es más corta que la de The Colour and the Shape (4:08 contra 5:03), además de los arreglos distintos.

En 2007, se lanzó una reedición de The Colour and the Shape en honor a su décimo aniversario. Además de las 13 canciones, suma seis bonus tracks, cuatro covers y dos temas inéditos. Los covers son Requiem (Killing Joke), Drive Me Wild (Vanity 6), Down in the Park (Gary Numan con Tubeway Army) y Baker Street (Gerry Rafferty). Los inéditos son Dear Lover (incluido en el CD single japonés y británico de My Hero y en el CD2 de Next Year) y The Colour and the Shape (del CD1 de Monkey Wrench). Un dato: Taylor Hawkins toca batería en tres de esos bonus tracks (Requiem, Drive Me Wild y Baker Street), mientras que Dave Grohl es el batero en los otros tres. Y en el librito que acompaña esta reedición, está el testimonio dado por Nate Mendel en Mayo de 2007, en el mismo año que Foo Fighters grababa su sexto disco (Echoes, Silence, Patience & Grace). En él, el bajista declara "The Colour and the Shape is the band's best album, the bastard", resume lo que fue el trabajo en ese estudio de grabación que procuró Dave Grohl, sin entrar en muchos gastos para otros estudios; y reflexiona sobre la importancia de este segundo disco. 


Ahora vamos con la ficha técnica, igual que en el post de Oasis con Be Here Now. En este caso, los enlaces a video oficial corren para Monkey Wrench y My Hero, mientras que en los otros singles, Everlong y Walking After You, va la pista de audio en el álbum, igual que en las otras 9 canciones. Repasemos...

THE COLOUR AND THE SHAPE 

Foo Fighters 
Roswell Records/Capitol Records 
46:47, 1997.

Tracklist: 

1. Doll - 1:23
2. Monkey Wrench - 3:51
3. Hey, Johnny Park! - 4:08
4. My Poor Brain - 3:33
5. Wind Up - 2:32
6. Up In Arms 2:15
7. My Hero - 4:20
8. See You - 2:26
9. Enough Space - 2:37
10. February Stars - 4:49 
11. Everlong - 4:10 
12. Walking After You  - 5:03
13. New Way Home - 5:40 
(Todos los temas son compuestos por Dave Grohl, Nate Mendel y Pat Smear, salvo tracks 9 y 12 por Dave Grohl)

En resumidas cuentas, The Colour and the Shape es la consagración de Foo Fighters, y el paso que le faltaba a Dave Grohl para dejar de ser considerado sólo como el ex baterista de Nirvana. Su calidad compositiva y la variedad de intensidades en sus canciones lo hacen ser uno de los mejores lanzamientos de 1997, que traspasó dos distintas generaciones de fans (noventeros/as y actuales) de Foo Fighters. Sin duda, son uno de los quince artistas que merecíamos recordar con sus discos del '97 en este especial quinceañero. Y como guinda del pastel, un regalo de 2012: es Everlong en vivo en Lollapalooza Chile, el broche de oro que Dave Grohl y compañía eligieron para cerrar dos horas y media de música ante miles de fans en el Claro-LG Stage del Parque O'Higgins. Disfruten, Foo-fanáticos/as... 


Y así damos término al segundo capítulo de los Discos Quinceañeros. En unos días más vuelvo con otro álbum de 1997 que merece un homenaje a una década y media de su lanzamiento. Hasta la próxima!


1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Ya era hora de ensillar los caballos y hacer de Foo Fighters una banda más allá del proyecto solista de Dave Grohl. Y creo que dejó la base bien fundada para lo que sería después, sin duda, un referente del rock y el estandarte en tiempos de tanto pop envasado.

Y claro, era difícil pensar que no sería más que un proyecto paralelo del que siempre sería considerado como el baterista de Nirvana...pero aquí comenzó el camino de verdad para Foo Fighters y su luz propia.

Uno repasa los sencillos de este disco y se da cuenta que son puros clásicos generacionales (de hecho, sólo Walking After You no fue incluída en Lollapalooza 2012). Sí, es el mejor disco de la banda...aunque creo que Wasting Light anduvo bastante cerca.

Besos, Musa Inspiradora...Te Quiero Mucho.