martes, 24 de enero de 2012

En estos Tres Años, No Hay Montaña que nos Separe

Querido Luis Alejandro Bello Langer, mi Caballero Andante:

Aún recuerdo ese Enero 24 de 2009, tres semanas después de nuestro primer beso. Ese Sábado hubo una reunión familiar en casa de mi Tía Raquel, y decidimos contarle primero a ella y a mi Tía Pele (Emperatriz) que estábamos iniciando nuestra relación amorosa. Nos dieron su aprobación y luego partimos a tu casa a contarles a tus padres Luis Alberto y Catalina, que también nos felicitaron. Y volviendo a mi casa, antes de que llegaran mis tías, nos sentamos en ese antiguo sillón azul y te arrodillaste ante mí con la pregunta del millón: "¿Quieres ser mi polola?". Sin dudarlo, te respondí que sí.

Cuesta no repetirse cuando eres el motivo que me lleva a escribir, sea el 14 de Febrero, tu cumpleaños o nuestro aniversario, como es hoy. Veo nuestra vida en conjunto, te he apoyado en tus situaciones difíciles como tú lo has hecho con las que me sucedieron. Pero también hemos experimentado momentos de alegría, que los sabemos hacer nuestros. Y me honra verte cada tarde, después de tu jornada laboral, para disfrutar el que es tu momento reconfortante del día. Y te agradezco de todo corazón que me hayas dado la confianza para considerarte como mi amigo y amante, el que me da seguridad cuando más lo necesito.

Han sonado tantas canciones que nos representan en pareja. Pero para esta vez, elijo una que probablemente no nos dé el tono, sobre todo a mí con la voz femenina. Es la referencia que elegí para el título de esta carta-post, y leyendo un poco más sobre la canción, la vocalista estaba muy nerviosa al momento de cantar su parte, así que la grabó por separado de la parte que estelarizó su contraparte masculina, una leyenda del Soul. Pero la grabación hizo que los dos sonaran como si se hubieran juntado en el estudio para hacer el dueto. Si me necesitas, llámame, porque siempre estaré para lo que tengas urgente. Como final de este escrito, te dejo con Marvin Gaye y Tammi Terrell, en este hit de 1967 llamado Ain't No Mountain High Enough, porque ninguna montaña, por más alta que sea, se interpondrá entre esta Musa Inspiradora y su Caballero Andante.

Te quiero mucho, y gracias por todo lo que me has dado. Confío en que seguiremos juntos en los planes que nos propongamos.

Besos, tu Musa Inspiradora Carolina Plaza Vilches, Carrie Kasabian.

2 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Soy una persona (aún) con ciertos formalismos...y una vez que le contamos a nuestros familiares más cercanos, ya estaba todo OK para, oficialmente, pedirte pololeo. De eso, ya tres años son.

Se gira en las mismas palabras no porque no haya novedad...es porque es un mismo y enorme sentimiento que permanece dentro de nosotros; quizás damos más énfasis a ciertas partes, pero la Historia es la misma.

Tú sabes que me encanta la canción que pusiste y, aunque cambiásemos de voces, difícilmente podríamos cantarla en Karaoke...pero adoro el gesto que tuviste. Besos...y Feliz Aniversario. Te Quiero Mucho.

diseño web dijo...

me gusta mucho como escribes...saludos