lunes, 1 de abril de 2013

Carta Abierta a Brandon Flowers (La Previa al Show)

Estimado Brandon Richard Flowers, voz y líder de The Killers:

La cercanía al show que tú y tu banda ofrecerán en el Movistar Arena me motiva a escribir esto. Son miles de emociones que pasan por mi mente cada vez que los escucho a ustedes. Y es una ocasión muy especial porque no había podido ir a los otros tres conciertos en Chile (2007, 2009 y 2011, actuación en Lollapalooza más side-show), así que la cuarta es la vencida. Es mi oportunidad de ver a The Killers, para mí, una de las grandes bandas formadas en el siglo XXI.

Recuerdo esa primera vez que escuché Somebody Told Me, el primer single de The Killers que sonó en una radio chilena, la Rock & Pop. Fue como si aterrizara una nave espacial, con esos efectos del teclado, y luego aparece esa voz que nunca había escuchado. De verdad, Brandon, me dejaste knock-out con esa voz. Quería conocer más de The Killers, y en la radio escuché Mr. Brightside y All These Things That I've Done, dos muestras más de esa poderosa combinación de guitarras, bajo, batería, sintetizadores y tu genial voz. Así fue como en 2006 me compré el disco Hot Fuss (2004), que fue mi descubrimiento musical. En el intertanto, vi tu reseña sobre The Police en la revista Rolling Stone, y rescato una frase tuya: "Espero que algún día mi banda, The Killers, sea tan audaz como ellos". A tus 24 años expresaste en ese medio tu admiración a Sting como letrista, y pienso que el tiempo te dio la razón, por motivos que explicaré más adelante. En otro número de esa revista, en una entrevista a James Blunt, el cantante dijo que le gustaba tu grupo: "The Killers son geniales. Hay varias canciones buenas de Hot Fuss". Y, nuevamente, pienso que el tiempo le dio la razón a ti y a The Killers.

Mi Killer-adicción siguió con Sam's Town (2006), un disco que fue regalo de cumpleaños atrasado. De entrada, estimado Brandon, me conquistó el primer single, When You Were Young, con esa guitarra que es todo un ícono del Guitar Hero, en conjunto con tus sintetizadores. De todos los singles de ese segundo álbum, me encantó Read My Mind, con un solo de guitarra memorable y esa sensibilidad que sabes darle con tu interpretación. Ya me convenciste que eres una de las voces más reconocibles de la década 2000-2009. Cuando salió Day & Age (2008), ahí pude descubrir la hostilidad que muchos/as haters tienen hacia ti y tus muchachos de Las Vegas. Odié el comentario desatinado de un "crítico" que calificó a The Killers como una banda para quinceañeras (pero que celebró como adolescente de los 80's el retorno de New Kids on the Block). Leí cómo te criticaron por la letra de Human ("Are we human or are we dancer?"), por tu look (especialmente el de Day & Age, el de las plumas) y por tu registro vocal. Y hasta un crítico de la Rolling Stone te cuestionó la metáfora del huracán ardiente en When You Were Young ("We're burning down the highway skyline on the back of the hurricane"). ¿Pero sabes qué, Brandon? No les doy crédito. Es sólo gente que se cree mas madura o más rockera por destrozar a The Killers como si se tratara de una banda Disney. Por esa razón me salí del grupo de Facebook de una radio FM, porque se llenó de haters que maldicen a Muse, a Kasabian y a tus Killers. Yo amo a Radiohead, a Stone Temple Pilots y a Foo Fighters, pero también a las bandas nuevas que mencioné. Como Escorpión que soy en el Zodíaco, defiendo lo que amo.

Además de los discos, llevé a otra dimensión mi fanatismo Killer. Aunque no hay muchas canciones de The Killers en el Karaoke, confieso que Smile Like You Mean It es la primera que canté del grupo. Pero mi momento más épico en mi Karaoke con The Killers es When You Were Young, y ahí siento que tu inspiración me posee, Brandon. Además, y perdona lo personal, con esa canción calmé los nervios de mi primer beso a quien es mi novio, Luis Alejandro Bello, un Enero 3 de 2009. Porque The Killers es mucho más que su excelente música, es un huracán de emociones. Como lo que me hiciste sentir con Runaways, el primer single de Battle Born (2012), esa bella canción en la que percibo el espíritu de When You Were Young con una letra dedicada a tu esposa Tana Flowers. Si antes escribías sobre los chismes (Somebody Told Me) o sobre una go-go dancer (Believe Me Natalie), ahora es un plano más sentimental y de verdadero amor (Runaways, Here With Me).

Ahora tengo los cuatro discos de The Killers más Sawdust (2007), tengo un llavero con el logo oficial del grupo, un poster en la época de Sam's Town, dos fotografías originales, una polera negra con el logo de la banda en letras plateadas y lo más importante, la entrada a Platea Alta para ver a tu banda en el Movistar Arena. Quiero ver a Ronnie Vannucci sacudiendo su batería como el mejor de esta década. Quiero ver a Mark Stoermer en el bajo, apoyándote en los coros. Quiero ver a Dave Keuning con su desplante en la guitarra y esos fabulosos rizos. Y sé que muchas fans te verán a ti, Brandon, como el sex symbol. Pero yo, en compañía de mi Luis Alejandro, te veré comandando al grupo de Las Vegas con tus sintetizadores y tu registro de tenor, ese que me impresionó hace ya ocho años, para que esta gran multitud cante junto a ti. Y como anticipo, me hago la idea que será como este show que enlazo acá abajo, When You Were Young en el Royal Albert Hall. Desde esta tribuna, estimado Brandon Flowers, te declaro voz de mi generación del 2000. Gracias por tus letras y tu inspiración, y nos vemos en el Movistar Arena junto a The Killers.

Un abrazo, Carolina Plaza Vilches, una fan chilena.

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pensaba en que Brandon debe de recibir (sin que lo sepa, claro), cientos de cartas de este tipo...pero como la tuya es tan detallada, ojalá que de alguna forma hubiese llegado a él.

Besos...Te Amo.