martes, 31 de agosto de 2010

Remixes o Cómo Saber Modificar una Canción

He actualizado muy poco este espacio desde el post de Angélica, lo reconozco, pero me animé a escribir algo que tenía guardado, como si fuera un comodín, desde hace tiempo. Es una de tantas materias relacionadas con la música, que trata sobre la otra forma de re-interpretar una canción de otro artista (aparte de los covers): los remixes.

Generalmente hechos por DJs o músicos electrónicos o de hip-hop, los remixes pueden ganarse la aprobación o el rechazo del público, dependiendo de qué tanto modificó la canción original. Se puede limitar a agregarle una base electrónica o hip-hop a la pista de voz, utilizar el sampler de su base con otra letra o bien fusionar dos o más canciones para armar una nueva (mash-ups). Vamos viendo unos ejemplos del primer caso, los remixes tal cual...

Uno de los más conocidos de la década 90's es Even Better Than the Real Thing, de U2. Probablemente muchos/as han escuchado el remix por esa época (1992) sin saber que era del DJ Paul Oakenfold, en ese entonces asociado a Perfecto Records, razón por la cual esta remezcla dance es conocida como Even Better Than the Real Thing (the Perfecto Remix).

Siguiendo con los 90's, cito a un One Hit Wonder del Reino Unido que se hizo más popular con el remix que con el original: Brimful of Asha de Cornershop (en este link del título, una presentación en Later... with Jools Holland). El tema en cuestión tiene un ritmo muy pausado, que se acompaña con elementos del folcklore de la India. Pero fue la mano del DJ-músico Fatboy Slim quien hizo su remezcla bailable, acelerando la línea de guitarra y dándole elementos más sicodélicos.

Otro músico muy solicitado en la década recién pasada es Mark Ronson, quien hizo un álbum de covers llamado Version, donde figuran covers como el de Valerie con Amy Winehouse (original de The Zutons) y remezclas como la del hit L.S.F. (Lost Souls Forever) de Kasabian (2004). La original del cuarteto de Leicester suena a puro revival noventero, con sus guitarras, teclados y su atractiva dupla de voces. Para su remake de L.S.F., Mark Ronson conservó la pista vocal de Tom Meighan y le cambió totalmente la base, con elementos latinos como trompetas, mientras que los demás integrantes de la banda colaboran con líneas de guitarra-bajo-batería distintas a las originales.

Y también se puede recurrir a los clásicos, tal como lo hizo el dúo electro-rock belga Soulwax con el tema de los Rolling Stones You Can't Always Get What You Want, de 1969. La versión de Mick Jagger y compañía, concebida como su respuesta a Hey Jude de The Beatles, abre con un coro que es interpretado por el London Bach Choir, y que sigue hasta el final. El remix de Soulwax es una base electro-sicodélica que conserva la pista vocal de Mick Jagger e incluye algunos cortes del órgano o del coro.

Un caso similar al de Soulwax con el tema de los Rolling Stones (otro remix de un hit clásico) es uno que se hizo conocido en 2002, de la mano del músico holandés Junkie XL o JXL (nacido como Tom Holkenborg). Quizás la versión original de A Little Less Conversation, de Elvis Presley (1968), no le suena muy conocida a la gente que ha escuchado Suspicious Minds o Love Me Tender, por mencionar dos de sus hits. La remezcla de JXL le dio más exposición mediática al single, tomando la voz de Elvis, la pista de guitarra, las voces del coro y la sección de vientos como elementos base; todo esto sobre un arreglo electrónico bailable y lleno de efectos.

Y así podríamos seguir con otros casos de remixes. Pero hay un tema de discusión tras escuchar estas relecturas a manos de DJs o músicos: ¿Qué importa más en un buen remix? ¿La propuesta del DJ/músico o el respeto al tema original? En la mayoría de estos casos se han escuchado variaciones muy dance, como el remix a U2, a Cornershop o a Elvis; por otro lado Mark Ronson intervino con sonoridades latinas al hit de Kasabian, haciéndolo casi irreconocible del original. Y el caso de Soulwax es más bien un collage de electro-rock que pareciera no tener mucha relación con el original de los Rolling Stones. Juzguen ustedes...

Pueden aportar más casos de remixes que conozcan. Y este post tendrá su continuación más adelante con los temas a base del sampling y los mash-ups. Hasta el siguiente post.

(PD: En algunos videos, sólo pude hallar la pista de audio, como el original de los Rolling Stones o el remix de Mark Ronson. Mis disculpas pertinentes por el caso)

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pensaba en los remixes que se hicieron de Elvis Presley cuando se lanzó su disco de "números uno"; los herederos del Rey eran muy celosos de desvirtuar las canciones del astro.

En lo personal, me gustaron tanto A Little Less Conversation y Rubberneckin´, pero entiendo a los puristas que se puedan sentir espantados.

Creo que el remix debe de tomarse como para lo que fue creado: otra melodía más para azotar las pistas de baile; no me molestan las influencias dance pero, cuando recargan de otras influencias hay que tener cuidado. Después de todo, el original debe de ser tomado en cuenta.

Besos, Musa Inspiradora...Te Quiero Mucho.