sábado, 27 de junio de 2009

El Último Paso del Rey del Pop (1958-2009)

Escribo esto con algo de retraso, pero con la huella aún latente de la noticia ocurrida el pasado jueves 25. ¿En qué estaba yo en ese momento? Escucho Es lo que Hay en la ADN, mientras la 401c iba por Esquina Blanca hacia Segunda Transversal, cuando Pato Cuevas da la noticia preliminar, extraída desde TMZ.com: Michael Jackson ha fallecido en el hospital. Al correr de las horas, busqué en las radios y en los canales de TV a ver si acusaban recibo de la noticia, y aún quedaban en que MJ estaba en coma. Nada oficial hasta que los principales medios lo confirman: el Rey del Pop ha dejado de existir. Justo un par de semanas antes de que pudiera comenzar su anunciada gira en Londres.

Es motivante hablar sobre Michael Jackson, pero, ¿por dónde empezar? Claro, es fácil empezar por sus escándalos (que tanto buscan y rebuscan los carroñeros de siempre), pero es un asunto menor al lado del gran personaje que es, y que es mejor dejar de lado (sobre todo ahora que la herida está fresca, ¿o no?). Cantante, bailarín, coreógrafo, arreglista, productor, son las ocupaciones que hicieron de él un artista completo. Sería muy difícil imaginar la historia del pop y de los 80's sin su presencia. Pero antes de destacar lo mejor de él en cada actividad, bien vale un poco de su historia.

Michael Joseph Jackson llegó a este mundo un 29 de Agosto de 1958, en el pequeño suburbio de Gary, en Indiana. Fue el séptimo de los nueve hijos (seis varones y tres mujeres) del matrimonio afro-americano conformado por Joseph Walter Jackson y Katherine Esther. Desde muy corta edad descubrió su talento vocal, ése que lo hizo famoso junto a los Jackson 5 y después como solista. Fue en 1972 cuando aparecieron sus primeros discos, Got to Be There y Ben (que incluye la emotiva canción del mismo nombre), lanzados cuando Michael era un adorable varoncito de 13 años. Su primer disco superventas fue Off the Wall (1979), con 20 millones de copias vendidas en el mundo, pero lo superó lejos Thriller (1982), vendiendo 109 millones de discos. A éste le siguieron Bad (1987), Dangerous (1991), HIStory (1995) y finalmente Invincible (2001), que si bien han vendido mucho menos que el de 1982 (respectivamente, 30, 32, 20 y 10 millones de copias), no podrían considerarse discos menores en calidad. Y bien sabemos que MJ ha sabido asesorarse para cada disco, canción y videoclip. Nótese además la lista de invitados que contaron con él, como Eddie Van Halen (guitarra en Beat It), Slash (guitarra en Black or White), Eddie Murphy, la supermodelo Iman (actuaron en el video Remember the Time), los basquetbolistas Magic Johnson y Michael Jordan (en Remember the Time y Jam, respectivamente), Paul McCartney (quien lo invitó para su canción Say, Say, Say) o Macaulay Culkin (el Pobre Angelito luciéndose en Black or White), por mencionar sólo algunos.

Como cantante y compositor, es evidente que MJ tenía una sensibilidad especial, que cubrió estilos como el pop, rock, soul y R&B. Tanto su forma de interpretar las canciones (sean o no escritas por él) como sus letras y composición lo distinguen claramente de cualquier estrella pop. También fue parte fundamental de la producción en sus discos, confirmando el hecho de ser talentoso en lo musical. En la pista de baile (videos y shows en vivo), MJ es el espectáculo hecho persona, como bailarín y coreógrafo, inspirando a los cientos de extras que le acompañaron en sus rutinas (como los zombies de Thriller, los patos malos auténticos de Beat It o los bailarines y bailarinas a lo egipcio de Remember the Time), y también cautivando a varias generaciones con sus pasos como el Moonwalk (¿alguien intentó hacer el pasito hacia atrás sin caerse?). Y complementando todo lo anterior, vale destacar la faceta humana de MJ, siendo su hito más relevante We Are the World, el mega-hit que escribió junto a Lionel Richie y que contó con 45 artistas invitados, dejando las ganancias de sus 1.5 millones de copias en beneficio de Etiopía, nación devastada por la hambruna.

Pero ninguna recopilación, por muy exhaustiva que sea, es lo mismo sin mencionar todo lo que MJ significó para muchas generaciones. Pensemos en la fanaticada en todo Chile que le rinde culto, entre ellos sus dobles, que se sienten como viudos/as del Rey del Pop. Y es un ícono que no necesita presentación. Es como si le mencionaran Estados Unidos a una persona neófita y lo asociaran con Elvis Presley, Marilyn Monroe, Coca-Cola, Mickey Mouse y, por supuesto, Michael Jackson.

Por todo lo anterior y lo demás, Michael Jackson, tu trono del Rey del Pop sigue invulnerable, en la Tierra y en el Cielo. Simplemente, gracias por darle alegría a este mundo.

4 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Lo negativo y malo siempre vende...pero es lo positivo que termina perdurando en el recuerdo colectivo.

Muchos querían ser tocados por la varita mágica del talento innegable de Michael Jackson...Iman, de hecho, estuvo con él en el video In The Closet (bastante más osado). Y muchos se vieron beneficiados de su caridad...podrán cuestionar las potenciales conductas pedófilas de Jackson, pero no hay evidencia de que los 300 millones de dólares que donó para caridad fuesen malhabidos.

El trono ha quedado vacante...al menos, por un tiempo. Besos, Musa...Te Quiero Mucho.

El Simon Mazzet dijo...

De todos modos ya paso al hall of fame legendario, por extrañas circunstacias como otras estrellas musicales que murieron, la leyenda de bille jean comienza...

Cristian Acevedo dijo...

la pregunta es ... La carroza entrará en reversa al cementerio como ultimo homenaje?

Anónimo dijo...

Hola, te dejé un Email.. en este
carrie.kasabian@gmail.com
necesito que leas algo que te dejé
Muchas gracias.