jueves, 21 de mayo de 2009

¿Importa Realmente la Apariencia Física?

De seguro que éste no es el único post que empiezo con la pregunta "¿Importa realmente?". Y esto sale de un tema que puede parecer tan obvio, pero que siempre ha sido una inquietud para mucha gente que suele preocuparse más de su intelecto que de su apariencia física.

Siempre ha quedado latente la disyuntiva entre cultivar el cuerpo vs. cultivar el intelecto. Pero principalmente, en los medios se ha sobreestimado tanto el culto al cuerpo y a la carita linda que ha quedado inserto en la sociedad como "lo que debe ser aceptado". Esto se desarrolla en diversos ámbitos, desde las posibilidades laborales hasta la inquietud por no sentirse solo/a. Esto no implica que la belleza se asocie sólo con la ligereza de pensamientos o el mal carácter. En términos publicitarios, da lo mismo si el envase no es atractivo, el contenido es lo que vale.

En el colegio, suele pasar que en cada curso se diferencian claramente los estereotipos a los cuales uno/a no eligió pertenecer. Sobre todo, cuando se distingue la chica linda o el nerd (y sus equivalentes del sexo opuesto).
¿Se puede ser un as de las matemáticas y tener un cuerpo atlético gracias al deporte? Muy pocos casos se dan así. Y es evidente que la gente que más le rinde culto a su cuerpo tiene más arrastre entre el sexo opuesto (o alguno que otro caso del mismo género). Y para qué decir cuando se gustan, cuando por el flechazo de Cupido cae mucha gente que le tocó enamorarse de una amor no correspondido. ¿Qué culpa tiene uno/a de lo estudioso/a? ¿De los kilos de más o de menos? ¿De los frenillos, los lentes o de algún rasgo? En resumen, ¿qué culpa tiene uno/a de no parecerse al estereotipo de la linda o el lindo? El mundo no se hizo para que convivan sólo las Barbies con los Kens. La diversidad física y sicológica hace la gracia en la especie humana.

Claro que hay gente que a la hora de definir sus gustos por su hombre o mujer favorito, prefiere no caer en el modelito publicitario. Por citar unos ejemplos extraídos de The Clinic (Especial Feo): 1. El actor Adriano Castillo, el Compadre Moncho de Los Venegas, dijo que a las mujeres les gusta más el inteligente que el lindo; 2. La actriz Cristina Tocco ha confesado que le atraen más los feos; y 3. El argentino Gonzalo Otálora escribió un libro sobre lo que le ha significado ser feo en su vida (llamado simplemente "FEO!"), que incluso pensó en titularlo "Feosexual" (la máxima diametralmente opuesta al Metrosexual). En fin...

Y también cabe destacar la frase "La suerte de la fea, la bonita la desea". Aparte de retrógrada, esa frase tiene cierto dejo de clasismo y envidia, pero principalmente es demasiado simplista la idea de responsabilizar a la belleza física (o falta de ésta, es totalmente subjetivo) la suerte que uno/a tenga. No tiene nada que ver una cosa con otra.

¿Qué busco con este escrito? No quiero distinguir bandos ni salir en defensa del feo o del nerd (tema que da para otro post). Sólo llamar un poco la atención sobre la discriminación que sufre mucha gente por su apariencia física, sin saber lo qué piensan o qué aptitudes tienen. Es una pena que ciertas empresas vean a el o la postulante por la foto del currículum, o que salgan con la ambigua frase "buena presencia" en el aviso.

8 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Si bien la masividad de los medios trajo consigo una mayor abundancia de caras y cuerpos bonitos a los cuales querer emular, a la vez se ha ido desarrollando el saber ver las diferencias y aceptarlas; ergo, los cánones físicos podrían importar...pero no son la única medida.

Puede parecer que al "feo" (lo pomgo entre comillas porque es una cuestión muy subjetiva) le cueste más llamar la atención del sexo opuesto...no tiene lo que se llamaría el "envase" para proyectar seguridad, pero puede hacerlo desde otras áreas y lograr resultados aún mejores. Es cosa de que se lo proponga.

Me cuestioné en mi adolescencia el por qué de mi mala suerte en el amor...hasta llegué a pensar que no era muy agraciado físicamente. Y si bien no soy ni seré un Adonis, desde que aprendí a aceptarme y potenciar mis cualidades, las cosas han cambiado.

Cierto es que, para algunas labores, la "buena presencia" es clave...pero para todas, incluso para aquéllas, al final son los principios personales los que perduran.

Te Quiero Mucho, Musa Inspiradora...besos.

El Simon Mazzet dijo...

Una cosa es la apariencia fisica y lo otro es el contenido de está, si es vacio solo te pescaran para una cosa, si tienes contenido te tomaran más en serio y no solo serás una cara bonita.

Hoy le lleva el contenido, pero no podemos dejar de lado la lujuria de la vida.

εïз..·´¯'Anais..·´¯'εïз dijo...

Hola sita!

Hace poco pensaba en cómo definiría a mi príncipe azul. Y para mí debe existir un equilibrio. Me refiero a que no puedo mentir, y para mí, el físico igual importa. Pero eso no significa que lo que para mí sea atractivo para otras mujeres sea lo mismo. Por ejemplo yo prefiero los hombres altos y flacos. Pelo liso, morenos más que rubios. Pero lejos lo más atractivo, es que puedas conversar con él, que haya química... y que ojalá comparta tus gustos.

Ahora bien, respecto a las personas en general, trato de no discriminar , pero igual tengo una tranca con los obesos/as. Considero que es sano cuidar nuestra imagen porque somos cuerpo y mente, y abogo por el equilibrio. Ahora sobre los currículums, no los hago con foto. Y es porque considero que basta con lo escrito para describir lo que soy.

Un abrazo desde Conce.

Chaucito!

Cristian Acevedo dijo...

sin los feos no podriamos darnos cuenta cuan guapos podemos ser los mas afortunados.
son un mal necesario




bueno...para no crear "polemicas" explico que el posteo es una broma, una ironia, no es en serio.

sé que usted entiende mis palabras sita..


saludos y gracias por su posteo en mi blog

Conciencia Personal dijo...

No, no es importante, al menos para mí, queda en segundo término. Es la misma sociedad consumista, la que crea patrones de conducta a través de los medios de comunicación, los estuche se derrumban, lo que hay por dentro es más duradero...

Y vengo emocionada a felicitarte por ese post tan bello de Luis Alejandro Bello, -me dije- tiene que ser alguien especial, bien por los dos...

Un abrazo mexicano, Monique.

saqysay dijo...

No soy de discriminar, creo que todos tienen algo esencial, por algo somos personas. Claro que gran parte es responsable la sociedad, con diseñar ropa, para cierto tipos de prsonas. Total es vender.

Los padres tienen que ser razonables con la alimentación de los niños, una cosa es la gordura y la otra a obecidad. Por favor!... esa frase de antaño, "si es gordo es sano", en este siglo ya no forma parte. Al contrario es una enfermedad.


Saludos, Carrie!
Qué estés bien.

verónicabas dijo...

Depende... jajaja! pero es verdad, muchas muejres prefieren a un hombre inteligente que muy guapo, pero no inteligente de que se sabe al reves y al derecho formulas matematicas, si no que inteligente en la vida, que sabe llevar su vida de forma inteligente, al menos eso es lo que prefiero yo, lo de guapo o no es una coincidencia!

Es lamentable que aun nos guiemos por los canones de belleza, pero tambien es culpa de nosotros, somos nosotros mismos, los del monton, los que consumimos la belleza de esos canones y nos transformamos en un mercado muy explotable.

Besos Carrie, que andes muy bien!

Anónimo dijo...

Los cánones de belleza siempre han existido, en otras épocas y no hace

falta sino ver el Decameron, el gusto era por las mujeres obesas. En

alguns culturas africanas y asiáticas se consideran hermosas las mujeres

entre más largo sea su cuello o más pequeños sean sus pies, todo esto

logrado a partir de la "deformación" del cuerpo mediante el uso de anillos

o zapatos especiales.
En fin, a lo que voy es a que creo que no podemos negar que somos cuerpo,

alma y mente, Cuidar nuestro cuerpo es tan importante como cultivar

nuestra mente, nuestro intelecto. Muchas veces me doy cuenta que los seres

humanos aprovechamos nuestras capacidades físicas y mentales en un mínimo

porcentaje, cuando podríamos hacer tantas cosas con esto que la naturaleza

nos ha dado. Para muchos de mis amigos, con los que comparto afinidad

intelectual la vanidad es un defecto grandísimo, como si querer

verse bonito fuera un "pecado", como si fuera totalmente en contra de cultivar nuestra mente. No creo que la belleza y la inteligencia no puedan coexistir, pero también sé que ni la una ni la otra son garantía de nada. Ser bello no te garantiza tener al sexo opuesto detrás tuyo, es más, en muchos casos la gente hermosa llega a sentirse solitaria porque los demás no se atreven a acercarse. Entonces ante tu pregunta de si importa la apariencia física, yo contestaría SI, pero no es más importante que otras cosas.