jueves, 8 de mayo de 2008

Todo Sobre la Madre (y su Día)

Por estas fechas, varias empresas nos vienen bombardeando con todo tipo de publicidad sobre el Día de la Madre. Como toda publicidad, apela al mensaje subliminal, prometiendo el regalo perfecto o llamando a comprar para participar en un espectaular sorteo de un mega premio. Los malls, los supermercados y las tiendas comerciales peleándose por cuál vende más. Pero, realmente, ¿importa todo esto?

Ninguna campaña publicitaria típica de estas fechas ahonda en la importancia de ser madre. Es la primera persona que vemos en nuestras vidas, la que nos ofreció el primer acercamiento a este mundo. Pero no es necesario dar a luz para ser madre, lo que realmente importa es que esta mujer crió a su hijo o hija, entregándole amor y guiando su camino con valores y principios. Claro que este ideal de madre no todas lo cumplen a cabalidad. Muchas creen que sólo basta con educar a sus hijos/as en un colegio caro, llenarles la pieza de juguetes que no todos los niños y niñas podrán tener, regalarles el auto último modelo para su graduación y prometerles ese paraíso a la moda que promueven los medios. Craso error. Como los niños y niñas imitan las conductas de la gente mayor, la madre debe ser un modelo a seguir para su descendencia, para no cargarles con sus culpas y frustraciones.

Y en las relaciones personales, mucha gente tiene opiniones divididas sobre su propia madre. En los momentos difíciles, la catalogan de aprensiva, analítica, autoritaria o quisieran que fuera "un poquito más light" (como el comercial de Bilz y Pap Light). Pero también está la visión romántica de la mamá, que destaca su responsabilidad, esfuerzo y amor, principalmente. Hay muchas que con estos factores han logrado sacar adelante a su familia, sobreponiéndose a las adversidades, y especialmente aquellas de escasos recursos o las madres solteras que no necesitaron un modelo paterno para sus hijos/as.

Cualquiera sea su situación, la madre merece mucho más que un día fijado para el segundo domingo de Mayo. Todos los días son especiales para ella, y esta fecha debería ser recordada con algo más simple que un regalo costoso. Muchas están más que conformes con que sus hijos/as las vengan a visitar. Da lo mismo si se refieren a ella como mamá, mami, mi vieja querida, má o si la llaman por su nombre (especialmente aquéllas que se sienten jóvenes de espíritu). Para todas ellas, Feliz Día de la Madre.

PD: Lástima que se use el nombre de este familiar como "sacada de madre" para insultar en chileno.

3 comentarios:

El Simon Mazzet dijo...

Sobre todo las madres de la U, se presta para muchas cosas el termino

Ric@rdo dijo...

Lo del día de las madres es una gran mentira creo yo... es el momento en que muchos se acuerdan de que tienen mamá y cumplen con solo dar un regalo.

Personalmente, todos los días al llegar del trabajo le doy un abrazo de oso a mi mamá (y a mi papá también, si es que ha llegado)... bueno, excepto cuando ando de malas pulgas...
y le hago regalos cada vez que puedo....
por eso el día de las madres para mí no es nada especial... es solo la continuación de lo que hago habitualmente.

Saludos!!!!!

:)

PD: otra frase en que se usa mal el nombre de este pariente tan querido: "soy entero mamá", cuando alguien no se atreve a hacer algo.
jeje

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De hecho, con ese sentido medio sarcástico que pretende tener, Julio César Rodríguez propugnaba en su programa de radio que basta de regalos materiales para las madres en protesta por el bombardeo mediático al respecto.

Yo soy sincero...con mi madre no me llevo bien, sobre todo cuando defiende lo indefendible o es poco consecuente; pero es mi madre y se le guarda afecto. Y como dices, madre o padre es aquel que cría a un ser...no necesariamente aquel que lo engendra biológicamente; además, de que reducir los festejos a un día al año es de una tamaña injusticia.

Saludos cordiales.

P.D.: Creo que la madre más contenta este día fue la del árbitro del Colo Colo-Católica de ayer Sábado; los cruzados aún se siguen acordando de la señora, jajaja.