sábado, 24 de septiembre de 2011

Te Vamo' a Ponerte un Tema: Basta

Qué tal, estimados/as, soy yo de nuevo con una dedicatoria musical. De seguro no faltará quien diga "ah, de nuevo Carrie se lanza contra el Gobierno". No escribo esto para agradar, que conste. Pasa que el Gobierno, desgraciadamente, da material para que yo escriba. Ya había dedicado un tema a Sebastián Piñera (Usted y su Ambición de Los Prisioneros) y otro a quienes habían votado por él pero se arrepienten (Hate To Say I Told You So de The Hives), pero el tema de ahora es por todos los ofertones que SP dio en su campaña presidencial y que no ha cumplido. Por todo esto y más, Te Vamo' a Ponerte un Tema, es de Los Vásquez y se llama Basta.

El tema que ha copado la agenda país del 2011 ha sido la educación. En la campaña presidencial, Piñera habló de los Liceos de Excelencia, idea que pretende replicar al Instituto Nacional o al Liceo 1 Javiera Carrera, su similar femenino. Meses más tarde, con el gabinete ya instalado, Joaquín Lavín, el Ministro de Educación que empezó en este Gobierno, prometió estudios gratis a quienes postularan a Pedagogía con puntaje PSU mayor a 600 puntos ponderados. En teoría, sonaba bonita esa oferta. ¿Pero qué pasó después? Echemos un vistazo...

El problema no pasa por crear más Liceos que repliquen el método colador, sino más por mejorar los que ya están. No debiera estimularse la competencia entre colegios para ver quiénes obtienen los mejores puntajes PSU y Simce, si al final la demanda es mayor y el resto del alumnado queda en los establecimientos cercanos a sus casas o los que sean flexibles con su admisión. Y lo peor fue cuando Lavín implementó el sistema del Semáforo Educacional, en el que el verde correspondía a colegios sobre el puntaje promedio nacional, amarillo bordea el promedio y rojo está bajo el promedio. Mala idea, sólo consigue estigmatizar al alumnado por su establecimiento (o sea, bajo ese punto de vista, ¿habré salido de un colegio mediocre? No estoy de acuerdo).

Y los estudiantes de Pedagogía vieron que Lavín no les cumplió la promesa de las becas. La idea ya era cuestionable en su comienzo, porque sonaba populista por parte del ahora Ministro de Planificación, y porque hacía que muchos/as postulantes eligieran Pedagogía porque les salía gratis y no por convicción propia. Este punto y el anterior son sólo dos botones de muestra de que la educación en Chile está a muy mal traer. Las tomas y marchas están lejos de terminar, y las soluciones que propone el parco ministro Felipe Bulnes no convencen del todo. En el Gobierno están preocupados que el alumnado de los colegios en toma repruebe el año, y la misma situación para sus similares de las universidades que aún no han vuelto a clases.

Otra deuda pendiente que tiene el Gobierno es la reconstrucción de las localidades afectadas por el terremoto del 27/F. Pasaron meses antes de que demolieran los edificios Alto Río de Concepción y Don Tristán de Maipú, dos edificios que evidenciaron graves fallas de construcción al caerse esa fatídica madrugada. Las localidades rurales aún siguen en abandono, con sus familias intentando sobrevivir a costa de lo que tienen. Y las mediaguas que entregaron para paliar la escasez de viviendas se inundaron con las lluvias del otoño-invierno de 2010 y de este año.

¿Otro punto más? La delincuencia. Piñera prometió que se le iba a poner un candado a la puerta giratoria, en alusión a los/as delincuentes que son detenidos y se liberan al poco tiempo. A un año y medio de la instalación de este Gobierno, los índices de delincuencia no han bajado. Aún está latente la sensación de inseguridad al salir a la calle, al ir a zonas concurridas como el Paseo Ahumada o incluso al ir como público al estadio, sobre todo para cuando juegan Colo-Colo o la U. de Chile. Y siempre que hay protestas, llámese No a Hidroaysén, movimiento estudiantil, paro de Empleados Fiscales o de cualquier grupo social, aparecen los típicos infiltrados a provocar desórdenes, a destruir mobiliario urbano y todo lo que se les atraviese en su paso, desvirtuando el movimiento civil. Carabineros detiene a un buen piño de gente, entre ellos los infiltrados, y al cabo de unos días sueltan a esos oportunistas para seguir desvirtuando a los grupos sociales que protestan. Y han salido exhabruptos como el del Alcalde Pablo Zalaquett, quien ordenó sacar las Fuerzas Armadas a la calle para disolver las manifestaciones, con la consiguiente reprobación del Ministro de Defensa, Andrés Allamand.

En fin, podríamos seguir con los ofertones y las promesas no cumplidas. Pero lo que más molesta de este Gobierno, a propósito de los puntos ya explicados y otros más, es que ha habido mucho discurso y poca acción. La mayor parte del tiempo se han ido en críticas a la Concertación, a la anterior administración y a quienes piensan distinto al Gobierno. Hemos escuchado exhabruptos por parte de Piñera y de su gabinete, al igual que los desaciertos verbales que se han mandado alcaldes (Zalaquett, Labbé, Sabat) y parlamentarios de la Coalición (Carlos Larraín da para mucho). La popularidad de SP ha bajado mucho, y el rechazo ha subido considerablemente. Pero por más que intenten posicionar a los Ministros Golborne, Allamand o incluso Hinzpeter para futuras cartas presidenciales de un continuismo de Derecha, no lograrán revertir este bajón.

La canción que elegí es una recomendación de mi Luis Alejandro, quien me convenció del mensaje que transmite esa letra. La banda responsable del single, Los Vásquez, suena mucho en radios como la Corazón (101.3 FM) y la Uno (97.1 FM), y con este mensaje envuelto en el alegre ritmo de la cumbia se han ganado el aprecio de un buen sector de la población. Además, el video del single está dirigido por la documentalista Verónica Quense, una mujer que denuncia las injusticias hacia el pueblo, como el caso de las víctimas de Alto Hospicio, asesinadas mientras la PDI hacía sus conjeturas sobre la situación familiar de cada una, sólo por ser de estrato socioeconómico medio-bajo. El mensaje de Los Vásquez está clarito para Piñera y compañía, no queremos más limosnas, ofertones ni promesas, y Te Vamo' a Ponerte un Tema, simplemente Basta!

Sería por ahora, gente. Espero tener una nueva dedicatoria para Octubre, con la frase que popularizó el Rumpy allá por los 90's. Hasta la próxima!

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Otra manifestación más de que las protestas sociales de los últimos meses han penetrado profundamente en nuestra cotidianeidad y que no son flor de un día. Y lo hecho por Los Vásquez es sólo la prueba de aquéllo.

En vez de proponer en forma concreta, durante la campaña presidencial Piñera se dedicó a hablar del "gobierno de excelencia" mientras sus acompañantes tenían el trabajo de hablar de lo malo de los Gobiernos de la Concertación. ¿Resultado? Ahora no hay soluciones específicas.

El combate a la delincuencia, por ejemplo, queda claro que no ha sido efectivo sacando más Carabineros a las calles si los mismos Carabineros no saben utilizar las atribuciones y abusan de ellas.

Lo último: las lealtades exageradas como la de Piñera con Hinzpeter van a terminar pasándole la cuenta al Presidente...la lealtad principal siempre tiene que ser con el país y con sus electores quienes, defraudados, le restan cada vez más respaldo.

Besos, Musa Inspiradora...Te Quiero Mucho.