domingo, 5 de junio de 2011

A 20 Años de Colo-Colo Campeón de Copa Libertadores

Debo reconocer, estimados/as, que no soy devota del fútbol nacional, pero que en mi niñez me gustaba mucho el Colo-Colo de los noventas. Unos posters de Gabriel "Coca" Mendoza, Daniel "Loro" Morón, Lizardo "Chano" Garrido y Miguel "Cheíto" Ramírez eran el testimonio de ese fanatismo que dejé plasmado en mi pieza de ese entonces. Y todo esto se debió a un hecho que se dio un día como este 5 de Junio, hace 20 años. Y es imposible permanecer indiferente ante la hazaña que consiguió este Colo-Colo noventero, el que tenía a la marca de autos LADA como auspiciador, el único equipo chileno en ganar la Copa Libertadores de América. Y si bien Mi Caballero Andante ya escribió sobre este triunfo dos años atrás, este 2011 reseño cómo se fue dando el camino al mayor éxito a nivel de clubes chilenos, como homenaje al Colo-Colo de 1991.

Para esta Copa, fueron citados 21 equipos de 10 países de la Confederación Sudamericana de Fútbol, teniendo en cuenta que el Club Olimpia de Paraguay estaba clasificado directamente a segunda fase por ser campeón de la edición de 1990. Cada grupo estaba compuesto por dos equipos de dos países: Grupo 1, Argentina y Bolivia; Grupo 2, Chile y Ecuador; Grupo 3, Brasil y Uruguay; Grupo 4, Paraguay y Perú; y Grupo 5, Colombia y Venezuela. En el Grupo 2, Colo-Colo disputaba partidos contra Deportes Concepción, Liga de Quito y Barcelona Sporting Club.

Esa primera fase parte el 20 de Febrero de 1991, con Colo-Colo jugando de visita ante Deportes Concepción, logrando un empate a cero. El 1 de Marzo, los albos derrotan al Barcelona en Santiago, por 3-1. En esta misma ciudad, el 13 de Marzo, Colo-Colo gana por 2-0 a Deportes Concepción. Nuevamente de local, el Cacique enfrenta esta vez, 22 de Marzo, a Liga de Quito, a quienes gana por 3-0. El 2 de Abril, Colo-Colo viaja a Guayaquil, donde consiguen un empate a 2 frente a Barcelona. Terminando la fase, los albos empatan a cero ante Liga de Quito, de visita. Estos resultados hacen que Colo-Colo termine como líder de su grupo, con 9 puntos, tres victorias, tres empates, diez goles a favor y tres en contra. Tras ellos, clasificaron Liga de Quito y Deportes Concepción, con 6 puntos cada uno.

En los octavos de final (jugados entre el 17 y el 25 de Abril), Colo-Colo jugó sus partidos ante el Universitario de Deportes, de Perú, con resultados de 0-0 y una victoria por 2-1. Entre el 1 y el 8 de Mayo se jugaron los cuartos de final, instancia en la que Colo-Colo empezó ganando 4-0 al Nacional de Uruguay, y aunque en su segundo partido perdieron 0-2, eso no impidió que los albos avanzaran a la siguiente fase. El 17 y el 22 de Mayo se jugaron las semifinales, donde Colo-Colo perdió 1-0 en su primer partido ante Boca Juniors, pero logró dar vuelta el resultado para el segundo, derrotando a los argentinos por 3-1. Y ya está todo listo para que Colo-Colo enfrente en la final al Club Olimpia de Paraguay, que venía de dejar en el camino a sus compatriotas de Atlético Colegiales (octavos) y Cerro Porteño (cuartos), y al Atlético Nacional de Colombia (semifinales).

El partido de ida entre Colo-Colo y Olimpia tuvo lugar en el Estadio Defensores del Chaco, en Asunción, el 29 de Mayo de 1991, ante 66.517 espectadores. Ambos equipos terminaron empatados a cero, con diez hombres cada uno y con Daniel Morón, arquero colocolino, elegido como el Jugador del Partido. El partido de vuelta se jugó en el Estadio Monumental David Arellano, de Macul, el 5 de Junio de 1991. La formación que dispuso el DT croata Mirko Jozić fue: Daniel Morón (1) al arco, Lizardo Garrido (3), Miguel Ramírez (6), Javier Margas (4) y Eduardo Vilches (5) en defensa; Juan Carlos Peralta (13), Rubén Espinoza (2), Jaime Pizarro (10, capitán), Gabriel Mendoza (15) y Marcelo Barticciotto (7) en mediocampo; y Luis Pérez (17) como delantero. Fue Pérez quien convirtió los primeros goles, a los 12 y 17 minutos, razón que a la larga lo convirtió en el jugador del partido. A los 40', el delantero Leonel Herrera entró en sustitución de Mendoza, y al final del encuentro fue Herrera quien sentenció el 3-0 definitivo ante los paraguayos. Y tras el pitazo final del brasileño José Roberto Wright, la algarabía de la hinchada colocolina invadió la cancha del estadio, celebrando junto al equipo chileno que ganó esta Copa Libertadores de América.

Y los recuerdos siguen vivos hasta hoy, los cuales incluso alimentan temas de discusión, tales como la evolución de Colo-Colo en estos últimos veinte años. Hace muy poco, el pasado Jueves 2 de Junio, el periodista Ignacio Pérez Tuesta lanzó en la Universidad de las Américas el documental Hombres de Blanco, basado en su libro homónimo, según consigna Triunfo.cl. En este trabajo audiovisual cuenta la historia humana del plantel, que parte en 1990, cuando Colo-Colo quedó eliminado ante Vasco da Gama en la anterior Copa Libertadores de América; y muestra cómo los albos pasaron de aquel fracaso a lograr la mayor distinción deportiva del fútbol chileno a nivel de clubes. Y mientras tanto, el DT Mirko Jozić está actualmente retirado del fútbol, pero igual recordó con especial cariño su llegada al plantel y cómo fue encaminando a sus pupilos al triunfo. Incluso se puede decir que el croata es un predecesor del estilo que impuso Marcelo Bielsa en la Selección Chilena de Fútbol, por la disciplina con que condujo a sus jugadores, la cual le valió ser digno de todo respeto.

Y como a nadie le falta Dios, el Colo-Colo Campeón de la Copa Libertadores recurría a una cábala mientras iban a cada estadio en el cual jugaban sus partidos. Es una canción que estuvo de moda por esos años, que sonó mucho en las radios y en las discotecas, a cargo de un conjunto de Honduras. Es Banda Blanca con su hit Sopa de Caracol, cuyo video adjuntamos bajo estas líneas.

Sería por ahora, gente. Desde esta tribuna, un saludo a todos los que formaron parte de Colo-Colo 1991, el Campeón de la Copa Libertadores. Hasta la próxima.

3 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No puedo evitar hacer el paralelo entre el Colo Colo de hace 20 años y el de ahora; tantas cosas han pasado...la quiebra, el resurgimiento y la penosa situación deportiva de ahora. Por eso es que, lo que pudo ser la piedra fundacional no sólo para Colo Colo sino que para el fútbol chileno quedó casi como una casualidad en el tiempo.

Lo anterior no quita mérito a la notable campaña de Colo Colo, que supo hacerse fuerte en casa. El momento más dramático fue en el partido de vuelta con Universitario de Lima, cuando un cabezazo de Andrés González pudo haber dejado las cosas en empate, definición a penales y un nuevo fracaso...pero en la línea su testazo fue detenido por Morón.

Eso sí, una corrección: Mirko Jozic usaba los tres rombos en la formación titular que, en rigor, era un 3-4-3: Garrido, Margas y Ramírez en defensa; Vilches, Peralta, Espinoza y Pizarro en la línea de medios; Mendoza, Pérez y Barticciotto en el ataque. En eso, se parecería a Bielsa.

Hay que recordar una cosa: para la Copa Libertadores de 1992, Colo Colo se midió con Newell´s Old Boys de Argentina, equipo dirigido por Bielsa...y el rosarino tomó nota de la forma de juego de los albos, algo que sin duda influyó en su posterior gusto futbolístico.

Besos, Musa Inspiradora...Te Quiero Mucho.

Anónimo dijo...

Yo tenía 5 años cuando Colo Colo ganó la Libertadores, fue un momento inolvidable, toda mi familia es la U o la Cato, yo soy el único Albo en la casa pero todos celebramos por igual por que fue un triunfo no solo de Colo Colo si no que del futbol Chileno en general, si más no recuerdo hasta los jugadores de la U de esa època fueron a felicitar al equipo, tantas cosas que se le vienen a uno a la retina de esa noche, todos tenemos una historia o cábala para contar, como por ejemplo los jugadores y el DT se fueron en auto al estadio el dia de la final, Morón leía en el mismo asiento el diario, aunque lloviera ese dia o la misma canción Sopa de Caracol que era un hit, o Wind of Change de Scorpions que en esa época también pegaba muchisimo en las radios coincidentemente con el acontecimiento. Mi hermano y unos amigos no fueron al colegio al dia siguiente y fue alta la ausencia el dia después, o sea el Jueves 6. Es un hecho que va a quedar para siempre en la historia, y no creo que sea la última vez que un equipo Chileno gane la Libertadores; si hay un equipo unido, en que los dirigentes, entrenadores y jugadores tengan compromiso, humildad, amor a la camiseta, entrega, sacrificio, fútbol y respeto al hincha se puede hacer posible que la Copa Libertadores vuelva a ser ganada por un equipo de estos lados.

Se Despide
Andrés Rojas H.
@andresrojas994

Carrie Kasabian dijo...

Gracias por los comentarios, Luis Alejandro y Andrés... de verdad, recuerdo con nostalgia ese Colo-Colo noventero que sí mojaba la camiseta, ese de Morón, Mendoza, Garrido, Pizarro, Barticciotto, el profe Jozic y todos ellos. Y cuesta no hacer el paralelo entre ese Colo-Colo y el de ahora, que más parece Blanco y Negro S.A., por todo eso que L. A. menciona.

Justamente, fue un triunfo no sólo para los albos, sino también para el fútbol chileno.

Saludos, CK.