miércoles, 8 de diciembre de 2010

Hace 30 Años que lo Mataron... Pero su Recuerdo sigue Vivo

Hace unos días vi un Top 20 de VH1 dedicado a la conciencia social, donde el homenajeado de esta columna, John Lennon, figuró por dos: el cover de Green Day para Working Class Hero y el himno utópico del ex-Beatle, Imagine. Y hace unos 4 años, vi una ilustración para revista Rockaxis con una banda "made in heaven": John Bonham (Led Zeppelin) en batería, Cliff Burton (Metallica) en bajo, Freddie Mercury al piano y en las guitarras, Jimi Hendrix y John Lennon. ¿Algo más? En la misma Rockaxis, un aviso publicitario decía "El Rock nunca muere" y salía una foto del ex-Beatle retocada con canas y arrugas, como si estuviera vivo. Eso me motivó a escribir sobre el inglés nacido hace 70 años, cuya figura sigue estando vigente a pesar del trágico hecho que se dio hace ya 30 años. Es un sentido homenaje a la figura de John Lennon, desde la Casa Matriz.

Nacido un 9 de Octubre de 1940 en Liverpool, John Winston Lennon supo sobrellevar una infancia difícil con la ayuda de sus tíos Mimi y George, quienes le dieron una buena crianza y un empuje a su naciente talento musical. Es más, la tía Mimi fue quien le regaló a John su primera guitarra, ese objeto que marcó el destino del inglés. Fue desarrollando la veta musical y conoció a su amigo Paul McCartney, con quien empezó a tocar en un prometedor grupo llamado The Quarrymen, a fines de los 50's. Luego se unieron George Harrison y Stuart Sutcliffe (el primer bajista), y juntos se convirtieron en The Beatles a comienzos de los 60's. Con el tiempo, la formación pasó a ser Lennon, McCartney, Harrison y el batero Ringo Starr, quien reemplazó a Pete Best. El resto es la genial historia que Lennon escribió junto con sus compañeros, especialmente esa sociedad que formó con su amigo McCartney, que escuchamos en sus canciones.

La polémica no estuvo ajena a John Lennon, cuando en 1966 declaró a la revista Datebook la famosa frase "Los Beatles se han vuelto más populares que Jesús". Las airadas reacciones no se hicieron esperar, causando la quema de memorabilia Beatle y la posibilidad de terminar con las giras. Lennon se disculpó, aclarando que su música ha tenido más influencia que Jesús en la juventud. Aún así, Lennon siguió influenciando musicalmente a otras generaciones, con los Beatles o en solitario.

Como integrante de los Beatles, Lennon dejó varias joyitas como Can't Buy Me Love, All You Need is Love, Help!, Penny Lane, Hey Jude, Come Together y Let It Be, entre otras tantas. Desde que empezó como solista, en 1970, dejó ocho discos de estudio, dos en vivo, tres álbumes experimentales, catorce compilaciones y 31 singles entre los que contamos Give Peace a Chance, Woman, (Just Like) Starting Over, Imagine y Working Class Hero. Todo un repertorio en el que refleja sus inquietudes y su anhelo de ver paz en el mundo.

En un mundo convulsionado por la guerra, John Lennon hizo su propia revolución desde el estudio, usando como máxima "Haz el amor y no la guerra". Una frase que vino a tono con una portada de revista Rolling Stone que causó controversia, donde él y su mujer Yoko Ono figuraban como Adán y Eva sobre un fondo blanco. Siguió así hasta que un fanático (a quien prefiero no mencionar) le quita la vida con cuatro disparos por la espalda. La ironía del destino fue que Lennon le había regalado una copia autografiada de su disco Double Fantasy, el día anterior. Fue así como se terminaron abruptamente cuarenta años de vida y más de veinte de carrera musical.

No es fácil resumir la vida de un ex-Beatle, padre de los también músicos Julian y Sean Lennon, medios-hermanos que llevan la herencia del nativo de Liverpool en sus genes. Más aún que existen memoriales a su figura hasta en Cuba, con su estatua sentada en un banco de plaza, y el legado que se extiende por bandas tributo como Beatlemanía (a quienes voy a ver con Mi Caballero Andante hoy mismo en el Teatro Nescafé de las Artes) o como influencia de grupos como Oasis. Es un homenaje a quien hubiese cumplido 70 años hace un par de meses, el que figuró en Los 100 Momentos Más Impactantes de la Música (VH1) con su ya nombrada cita (#29) y su deceso (#2). Y como manera de cerrar este post-homenaje, dejo esta dedicatoria que John Lennon escribió a la clase obrera, Working Class Hero.

Saludos a todos/as y hasta el próximo post. Cúidense mucho.



3 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Sabes muy bien que mi Beatle preferido es Paul McCartney...pero no por ello se puede pasar por alto la influencia que sigue teniendo Lennon hasta el día de hoy.

Imaginar un mundo mejor, darle una oportunidad a la paz, tratar de expresar su admiración por la Mujer o por ese anónimo héroe de la clase trabajadora...sus canciones son parte de nosotros.

Y aunque el tal Chapman haya matado su cuerpo de certeros disparos, no mató el ideal de Lennon que, para los tiempos en los que se desarrolló, eran ideas socialistas o comunistas pero que ahora estaría a la vanguardia de los movimientos anti-globalización.

Besos, Musa Inspiradora...Te Quiero Mucho.

Sergio Bazaes Castillo.- dijo...

Muy buen post. Excelente relato!

juana santana dijo...

Magnifico post, realmente me ha emocionado un poco. mi beatle favorito siempre fue Lennon, cuando era pequeña y veía fotos suyas, me parecía que era una especie de dios era inalcanzable para mi llegar a entenderlo, simplemente era maravilloso aunque yo entonces no pudiera explicar por qué.
www.loquinario.blogspot.com