domingo, 7 de marzo de 2010

El Día del Terremoto y lo que Pasó Después

Algo tarde me reporto, pero es para informar a toda la comunidad bloggera de que me encuentro bien, sin mayores problemas. Esto va en tres partes, el día D, los días posteriores y la cruzada benéfica que convocó Don Francisco...

EL DÍA DEL TERREMOTO: MUCHO MÁS QUE UN SUSTO

No llevábamos una semana desde que mi Tío Miguel (Sergio Oyarzo Pérez) había dejado este mundo (20 de Febrero a las 23:15). Por esta razón, alojamos en mi casa a mi Tía Marta, su compañera de tantas luchas. Y como dice el proverbio chino, "las bendiciones no vienen en pares, y los infortunios no vienen solos". Dieron las 3:34 AM y me despierta ese feroz sacudón. En esa pieza estábamos mis tías Bertina y Pele (Emperatriz), más mi hermanita Isidora, mientras el resto estaba en sus piezas. En ese momento pensaba que esta casa se venía abajo con ese remezón de más de un minuto (que sentí casi interminable), pero tras la calma, recurrí a mi celular (que no había apagado en toda la noche) y al MP3 con lo poco que le quedaba de batería. Busco una radio con noticias y ahí apareció la Cooperativa, ayudándome a informar a mi gente qué pasó. Era desesperante no poder contactarse con los seres queridos, en mi caso lo hago extensivo a Mi Caballero Andante, que al escuchar su voz me calmó en medio de la angustia imperante.

Al avanzar la mañana, tras dormir muy poco, pude comprobar que el movimiento telúrico no ha dejado mayores problemas en mi casa, sólo unos objetos quebrados, nada más. Pero no podría utilizar el consuelo del conformista, ése de que alguien lo pasa peor que uno, para decir que estoy bien. Mientras escribo conectada a Internet, mientras tengo casa, vestuario, comida, suministro eléctrico y de agua, buena salud, mi familia y mi pareja en perfectas condiciones, no puedo quedar indiferente ante el drama de muchos miles de chilenos y chilenas que no tienen todo lo antes mencionado, mi mucho menos ante el sufrimiento de quienes perdieron a sus seres queridos. Pienso en mis coterráneos maipucinos que perdieron su vivienda en edificios como el Don Tristán (calle Tristán Valdés con Bailén). Pienso en mi natal Curicó, cuyo Hospital que me vio nacer ha caído junto con muchas construcciones. Y eso es sólo una parte del desastre generalizado que dejó afectada desde la V hasta la IX Región.

LOS DÍAS POSTERIORES: RÉPLICAS Y PARANOIA COLECTIVA

Cada día que pasaba después de ese fatal Febrero 27 estaba el temor latente con cada réplica. Salí muy poco al centro de Maipú y lo primero que vi fue el ventanal del Shopping Cristal (esquina 5 de Abril con Manuel Rodríguez), donde por años permanecía un vidrio del tercer piso (del ventanal que da a 5 de Abril) con una rotura en forma de Pac-Man. Ahora el monito estaba irreconocible tras el sacudón, haciendo que ese mismo vidrio se quebrara más. Hubo un día que se dieron dos temblores de menor intensidad, uno antes de las 17 horas y otro a las 23 horas aprox. El Miércoles 3 casi no pude dormir del puro susto que me provocó una réplica en la medianoche, mientras preparaba mi reporte de Nik Kershaw para el Museo del One Hit Wonder.

Y viendo las noticias, seguía la escasez de luz y de agua potable en las zonas más afectadas. El conteo de fallecidos/as iba en aumento, un poco más de 700 se pudieron hallar. Y también acusan en Facebook que los noticieros (especialmente el de CHV) muestran tantos saqueos que terminan incitando a la psicosis colectiva. ¿Acaso no es noticia que en la Cruz Roja, en el Hogar de Cristo y otras entidades trabaje el voluntariado para recolectar víveres? En esos días me dio por pensar "¿Dónde está Don Francisco?" Si con su presencia es capaz de llamar a toda una nación (tanto al empresariado como a la gente que dona lo que puede) para que ayudemos todos a levantar Chile. Y así se dio el anuncio. Cuatro días bastaron para preparar lo que se vendría ese Viernes 5...

LA META YA HA SIDO SUPERADA... A LEVANTAR CHILE!

El 5 de Marzo, a las 22 horas, todos los canales de la TV abierta se unieron para transmitir esta Teletón (también llamada Chiletón o Terremotón) desde el teatro que lleva ese nombre, esta vez con menos capacidad de público para facilitar evacuación en caso de réplicas mayores. Como en todas las Teletones, Don Francisco llevó la batuta a cargo de este evento benéfico, con la participación de figuras de la TV. Poco importa si Don Francisco presentó a José Miguel Insulza en lugar de J. M. Viñuela, si a Karol Dance se le cayó el playback en la presentación de Yingo o si Rafael Araneda molestó a Tonka Tomicic con el tema Te Enojái Por Todo. Lo concreto es una meta: 15.000 millones de pesos destinados a la reconstrucción de las obras y viviendas dañadas. Además de los aportes monetarios, se recolectaron en muchas ciudades alimentos no perecibles, artículos de aseo, medicamentos no vencidos, ropa, juguetes y otros elementos de ayuda primordial. Y es también fundamental la presencia de entidades como Bomberos, Cruz Roja, médicos y toda clase de voluntarios de nuestro país y del extranjero.

Nos propusimos con Mi Caballero Andante ir a depositar dinero al Banco de Chile. 5 mil pesos por cada uno, más nuestros aportes vía SMS. Es gratificante ser parte de la gente que ha donado aunque sea una suma pequeña para ayudar a nuestros compatriotas en problemas. Seguimos la Teletón cómputo a cómputo, y vimos que a menos de una hora de terminarse el evento, ya se superaron ampliamente los 15.000 millones de pesos. Hasta el cómputo final que logró ser más del doble: $30.212.775.555 (treinta mil doscientos doce millones, setecientos setenta y cinco mil quinientos cincuenta y cinco pesos; una cifra que muchos tropezaron en leer correctamente). Mi pareja no cabía de tanta emoción y sólo atiné a abrazarlo. Una postal que difícilmente olvidaré.

Ahora que se recaudaron más de 30 mil millones, es hora de que comiencen a actuar. La reconstrucción tomará varios años, pero llegará la recompensa a quienes pongan sus energías y estos recursos en esta noble labor. Simplemente, Gracias Chile.

4 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No fueron pocos los que temimos que nuestra casa se viniera abajo con un remezón tan fuerte que en un cuarto de siglo no recordaba. Y claro...pese a todo, la sacamos barata en Santiago; pero el Sur tan cercano a nosotros cedió ante la tierra.

Parece que estamos tan acostumbrados a esperar de brazos cruzados que llegue la solidaridad del prójimo a nuestras puertas que no nos asombramos mucho de que eso pase...la tragedia turba los corazones de muchos.

Lo de Don Francisco es admirable...podía haberse hecho una campaña, pero todos coincidían que él era el único capaz de convocar voluntades con la urgencia necesaria.

Y nada...ahora y siempre es el tiempo de actuar y no de criticar ni de aprovecharse de la situación; los chilenos somos solidarios...pero eso no viene cruzando los brazos.

Besos...Te Quiero Mucho.

carlosmxax dijo...

se debe entender que esto es solo el inicio, ahora viene el tema de la reconstruccion de las ciudades
espero que no pase lo mismo que sucedio en Tocopilla, que hasta el dia de hoy recien estan entregando las casas, y eso que el terremoto fue hace varios años en el norte
y que decir de Maria Elena y Pedro de Valdivia, como eran camapamentos privados ustedes se las ven solos, se opto por cerrar Pedro de Valdivia todos a Maria Elena, y nadie se acordo de esos dos pueblos...

saludos

Carrie Kasabian dijo...

Buen punto el que tocas, Carlos... Yo recuerdo ese terremoto de Tocopilla, más encima coincidiendo con mi cumple número 26 (2007). Qué pena que no hayan avanzado con la reconstrucción de esas localidades aledañas a Tocopilla, como bien denuncias, y es de esperar que en esta labor que depara por varios años no dejen botados pueblos como Dichato, Iloca o Coronel. Que sepan repartir bien los recursos para que los habitantes de cada comuna devastada puedan rehacer sus vidas como corresponde.

Y esto que dices, Caballero Andante, también es fundamental. No hagamos caso de quienes buscan culpables y critican la labor gubernamental post-terremoto, sobre todo a los hermanos Mosciatti (ya comentaré eso en tu blog). A actuar se ha dicho...

Y dos cositas: 1. Disculpen el retraso de los One Hit Wonders de los 90's (parte 3), ya viene luego; y 2. Ya viene pronto el Te Vamo' a Ponerte un Tema a pito de lo que nos depara este jueves 11.

Saludos, CK.

carlosmxax dijo...

brrrrr!!!
junten miedo para el jueves,
El Imperio Contrataca...

(la marcha imperial, en voy a ponerte un tema, jejeje)