viernes, 29 de febrero de 2008

Retorno Bloggero Bisiesto

Realidades ha vuelto, después de un receso temporal que su autora aprovechó para tomarse su descansito y actualizar dos de sus cuatro blogs (One Hit Wonders y Efemérides, ahora con nuevo colaborador, @lex). En busca de algún tema, la ocasión está dada por la fecha de publicación: 29 de Febrero.

¿Es bisiesto este año? Típica pregunta que he tenido que responder, a quienes están perdidos/as con el fenómeno del día 29 agregado a Febrero cada cuatro años. ¿Por qué pasa esto? La Tierra demora 365 días y seis horas (aproximadamente) en dar la vuelta alrededor del Sol, y la cuenta del calendario acumula estas seis horas cada cuatro años, agregándose al calendario (al menos el que nos rige, el gregoriano) un día al mes más corto, Febrero, para corregir este error. Y este fenómeno se da sólo en años divisibles por 4 (1992, 1996, 2004, por ej.), incluyendo los divisibles por 400 (1600, 2000).

Pero posiblemente esto no dure mucho tiempo. Como la rotación de la Tierra y la duración del año trópico varían con los siglos, se va reduciendo el margen de error por año (aproximadamente 0.0003 días por año). Existen versiones que estiman que el 29 de Febrero se descontaría el año 3600, año que no será bisiesto.

Pobre gente que le tocó nacer un Febrero 29, dirá la mayoría. Tiene dos posibilidades para celebrar su cumpleaños en años no bisiestos, 28 de Febrero o 1 de Marzo. Al menos en países como Taiwán, por ejemplo, las leyes de la edad legal (18 años) rigen de la siguiente forma: Si la persona nació un 29 de Febrero de 1980, su edad legal la cumple el 28 de Febrero de 1998 (como 18 no es divisible por 4).

Y es justamente este 29 de Febrero la fecha que menos información pude recopilar para mi reporte semanal de Efemérides (esta vez salieron siete acontecimientos), a diferencia del resto del año que han salido días con reportes muy extensos (hasta aproximadamente 20 acontecimientos por fecha).

Y la cultura popular no registra muchas referencias a Febrero 29. Sólo por recordar una (con caída de carnet incluida), en la película La Séptima Profecía, la protagonista (encarnada por Demi Moore) espera un hijo, cuyo nacimiento está pronosticado para el 29 de Febrero (número que también coincide con un versículo de la Biblia citado ahí, 29-2).

En fin... ¿Creen o no ustedes todas las supersticiones y cosas raras en torno a Febrero 29? La verdad, no me trago ésa de no pasar la sal en la mano en pleno almuerzo un día como éste.

5 comentarios:

El Simon Mazzet dijo...

Cada cuatro años, quizás para quien este de cumpleaños esa fecha igual debe ser freak, no verse plasmado todo los años en el calendario.

Ricardo dijo...

que tal Carrie!!!!!!

la verdad es que antes me causaba cierta expectacion lon años bisiestos... ahora que ya estoy en etapa laboral odio el bisiesto... porque no es mas que otro dia extra de trabajo q uno le regala a la empresa por la misma plata jejeje
y es otro dia de demora en el pago del sueldo...

pero bueh!!!

yo hubiese querio nacer un bisiesto....

total, el año que naci fue bisiesto (88)

al menos la gracia de los años bisiestos es que me avisan de que ese amo hay olimpiadas... jejeje

Saludos!!!!!

Carrie Kasabian dijo...

Por supuesto, Ricardo... la forma de acordarme de que tal año es bisiesto es que hay Juegos Olímpicos (ojo, los de verano, no los de invierno, porque pasan en años pares no bisiestos)... se viene Beijing 2008, uh!

A todo esto, me enteré de algo freak en la Radio Horizonte... una familia en EEUU tiene tres hijos y TODOS nacidos el 29 de Febrero (y el mayor es de 1992)... y la probabilidad de una familia en tener hijos nacidos en un 29/02 es muchísimo menor que tener hijos trillizos (algo así como una familia de 130 mil, según escuché)...

Y bien, Ricardo, Simon y todos/as, nos estamos escribiendo...
Saludos, CK.

Cristian Acevedo dijo...

no cree que está madurita pa creer en supersticiones? jejejejeje...se cuida, no se le vaya a ocurrir pasar por debajo de una escalera.


saludos


Xeester

Carrie Kasabian dijo...

Cheester, no leíste bien... Dije clarito que yo no me trago las supersticiones...